Cargando...
Cargando...

Blog

Chupo: de odios y amores

Jul 26, 2022
Compartir:

Sin lugar a dudas, el chupo es uno de los elementos de niños que más dudas genera en la ma/paternidad. Hay quienes dicen que es lo mejor y hay personas que dicen que es lo peor. Y a la hora de decidir, ¿por cuál corriente deben ir los padres de un bebé? 

Para fortuna o desfortuna de muchos de ustedes, hoy les quiero contar que el chupo TAMBIÉN es controversial entre nosotros los pediatras. Por eso, la decisión de usarlo o no, debe venir directamente de ustedes los padres. 

Aquí les voy a contar por qué el chupo es bueno y por qué el chupo podría ser malo. 

 

PROS:

  • La succión relaja y tranquiliza a los bebés. Esto no solo reduce los niveles de cortisol (hormona del estrés) en ellos, sino que también da la oportunidad de momentos de tranquilidad en los padres. 
  • Previene la aparición de muerte súbita del lactante. No está muy claro por qué sucede esto. Hay dos teorías fuertes: por un lado, la succión permanente (aun mientras duermen) estimula centros respiratorios en el cerebro. Por otro lado, se piensa que la acción mecánica del chupo como tal ayuda a mantener abierta la vía aérea. 
  • Según la Academia Americana de Odontología Pediátrica, el uso del chupo puede ayudar a fortalecer la succión en bebés prematuros, así mismo puede ser beneficioso cuando las madres no pueden amamantar por diversas razones, incluyendo una enfermedad grave. De igual manera puede ser benéfico si los bebés necesitan estimulación oral temprana para desarrollar o mantener el reflejo de succión, o en entornos de cuidados intensivos neonatales cuando los bebés necesitan relajarse, alivio del dolor o disminución del estrés.

 

CONTRAS:

  • Confusión chupo pezón: Esto puede afectar la lactancia materna. Los músculos que se usan para lactar son muy diferentes a los que se usan para succionar el chupo. Así mismo, el chupo puede “entretener” al bebé y hacerle falsamente creer al bebé y a sus padres, que no tiene hambre. En este tema hay un estudio grande que publicaremos prontamente. 
  • Aumento de infecciones de oído: Aquí también hay muchas teorías, una de ellas es que la succión constante hace que vaya más líquido a los oídos, aumentando así las infecciones.
  • Uso prolongado puede alterar la oclusión dental: Esto sucede cuando se usa el chupo más allá de los 18 meses. 

 

En caso que decidan usarlo, es importante revisar cuándo ofrecerlo al bebé y cuándo retirarlo del todo. Con relación a la introducción del chupo, en lo posible, debe realizarse después de que se tenga establecida la lactancia materna (por lo general, después de unas 3 – 4 semanas) y el bebé esté ganando peso adecuadamente.

 

Recordemos que lo más importante es retirarlo en un momento oportuno. Según la Academia Americana de Odontología Pediátrica, en una política emitida recientemente, el uso del chupo más allá de los 12 meses de edad puede aumentar el riesgo de otitis media aguda y el uso más allá de los 18 meses puede influir en el desarrollo orofacial. 

 

Recordemos que es muy importante que esta información sea usada y adaptada a cada caso particular y que lo puedes consultar con tu pediatra o siempre sabrás que puedes contar con docokids para este y otro tipo de consultas relacionadas con la salud, alimentación y lactancia de tus hijos.

 

Realizado por: Valentina Ríos