Logo

Blog

Cólicos del lactante: Las claves para superarlos

Ago 10, 2022
Compartir:

Cólicos del lactante: Las claves para superarlos

Muy seguramente, antes de que tu bebé naciera escuchaste que el hijo de una amiga sufrió de cólicos, o que tu tía tenía la cura mágica para un bebé que en algún momento los padeció y, sin querer, te llenaste de miedo al saber que tu bebé podría sufrirlos. 

Lo cierto es que se estima que hasta el 40% de los recién nacidos pueden tener algún episodio de cólicos durante los primeros meses de vida. Acá te contamos todo sobre este tema.

¿Qué son los cólicos del lactante? 

Frecuentemente, el cólico se explica cómo el malestar e incomodidad que puede presentar un bebé, acompañado de irritabilidad y llanto excesivo (el cual debe ser más de 3 horas al día), durante más de 3 días a la semana. Además, suelen empezar entre la tercera y la sexta semana de vida y desaparecer entre el tercer y cuarto mes, por sí solos. 

 

¿Por qué puede tener cólicos tu bebé?

No hay una explicación exacta de por qué pueden presentarse. Se ha sugerido que puede ser por diferentes causas o que tienen relación con patologías gastrointestinales, biológicas o incluso psicosociales. 

Una de las causas más comunes es la manera de digerir el alimento, ya que los bebés durante sus primeros meses de vida tienen el sistema gastrointestinal inmaduro; por lo que, pueden presentar molestias en el momento de la digestión. Así mismo, cuando presentan reflujo fisiológico u otra alteración, pueden darse episodios de cólicos.

 

¿Cómo los puedes identificar?

El cólico puede ser particularmente frustrante para los padres porque la angustia del bebé ocurre sin razón aparente y nada parece tranquilizarlo. Estos episodios suceden a menudo por la tarde-noche, cuando los propios padres suelen estar cansados (aunque pueden variar en algunos casos). 

Estos signos pueden presentarse mientras el bebé llora:

  • Se tensa mucho, hace movimientos con sus piernas y brazos. 
  • Dobla las rodillas.
  • Cierra los puños.
  • Tensa el abdomen. 
  • Arquea la espalda. 

¿Cuál es el tratamiento?

No existe un tratamiento médico específico para eliminar el cólico en el bebé, pero sí hay algunos tips que pueden ayudar a que se sienta más tranquilo y a que tú también lo estés.

Por ejemplo, se ha descrito la estrategia de las 5s (por sus siglas en inglés), desarrollada por el pediatra americano Harvey Karp:

  • Posicionamiento: ponerlo boca abajo mientras está despierto.
  • Envuelve a tu bebé como un paquetico o burrito y cárgalo. 
  • Has “Shhh” o canta una canción. Así sonaban tus arterias dentro de tu vientre.
  •  Paséalo en brazos y mécelo. El movimiento tiende a calmar más fácilmente a algunos bebés  
  • Ponlo a succionar. Esto se hace con un chupón, tu dedo o con el seno.

 

Algunos otros tips pueden ser:

  • Asegúrate que luego de cada toma expulse los gases. Algunos ejercicios pueden servir para esto como: hacer bicicleta suavemente con sus piernas, pasearlo boca abajo con su estómago apoyado en tu brazo, o masajear lentamente su pancita en círculos y en sentido de las manecillas del reloj. 
  • Procura que el bebé esté en un ambiente tranquilo.
  • Al presentarse frecuentemente a la misma hora, anticípate a esto y mantén a tu bebé relajado, por ejemplo, con un baño. 
  • Pon a tu bebé en tu regazo boca abajo y frota suavemente su espalda por unos minutos. 
  • Paséalo en su coche o en un fular. Nuevamente el movimiento puede ser de gran ayuda. 

Recuerda: los cólicos son muy frecuentes y aunque pueden ser angustiantes no representan ningún peligro para la salud de tu recién nacido.