Cargando...
Cargando...

Blog

Primeros minutos y horas de un bebé… ¿Qué debo esperar?

Jul 11, 2020
Compartir:

¿Qué pasa desde el momento que mi bebé nace? 

Probablemente, te has formulado esta pregunta millones de veces. A continuación hablaremos sobre el proceso antes de que tu bebé se vaya del hospital. Tendremos en cuenta los siguientes tiempos:

  • Los primeros minutos después del nacimiento
  • Las primeras horas después del nacimiento

 

Primeros minutos después del nacimiento

En el momento que tu bebé nace, lo primero que se busca es que tu bebé respire. Esto, no necesariamente significa que debe llorar, únicamente con asegurarse de que respire es suficiente. A tu bebé lo empezarán a estimular, frotando la espalda y los brazos y piernas. Se esperan aproximadamente 30 a 60 segundos para pinzar el cordón umbilical, un proceso que no es doloroso para el bebé porque el cordón no tiene nervios. Si vas a criopreservar las células madre de la sangre y/o el tejido del cordón umbilical, parte del equipo se encarga de este proceso en ese momento. 

Después de haber cortado y ligado el cordón, se recibe al bebé en una sábana para que preserve el calor y el pediatra lo acerque a tu pecho. Se busca el contacto piel a piel entre el bebé y la mamá, una acción que ha demostrado traer muchos beneficios para la recuperación de las mamás y la salud de los bebés, siempre y cuando el bebé no esté presentando algún riesgo para su vida. 

Los siguientes pasos, pueden suceder encima de la mamá o debajo de una lámpara que le da calor, todo depende del lugar donde nazca tu bebé, y tampoco existe un orden estricto en el que deben pasar.

Se le hace un examen físico completo, de cabeza a pies, y se evalúa su condición utilizando la puntuación de APGAR (Apariencia, Pulso, Gesticulación, Actividad/Tono muscular, Respiración) la cuál se hace en el minuto 1, 5 y 10 después de su nacimiento. En el examen físico se mira todo, desde la cabeza hasta la punta del pie, buscando que no tenga alguna alteración. Se toman todas las medidas del bebé: la circunferencia de la cabeza, el tórax y el abdomen, su longitud y su peso, dejando toda esta información registrada. 

Se le administran dos medicamentos, vitamina K y antibiótico oftálmico. La vitamina K (inyección intramuscular) para disminuir el alto riesgo de sangrado que tienen los bebés. La vitamina K es fundamental para la coagulación, pero como la producen principalmente las bacterias de nuestros intestinos y los bebés nunca han comido no tienen esas bacterias, entonces no hay producción de esta vitamina, además la leche materna no tiene tanta vitamina K como quisiéramos. Adicionalmente, el hígado que es dónde se almacenan los agentes de la coagulación, aún está muy inmaduro, por lo que no hay buenas reservas prenatales. La inyección les puede doler, pero esta bien si tu bebé llora en este momento, eso le ayuda a los pulmones a empezar a funcionar adecuadamente. El antibiótico oftálmico (gotas directa a los ojos) es muy importante para prevenir infecciones en los ojos que pudieron adquirir al pasar a través del canal del parto. Si estas infecciones no se tratan, pueden causar problemas serios como la ceguera. Por lo general, las gotas son molestas para el bebé.

El cordón umbilical se corta y liga para que quede más corto (2 – 3 cm) y cómodo para tu bebé. Se podrán visibilizar las 2 arterias y 1 vena que lo conforman. Se limpia y desinfecta el cordón, muy importante para prevenir que se infecte. No es necesario cubrirlo (ej. faja, botón, etc), éste se deja con su clip, si debe limpiar y secar diariamente y en aproximadamente 2 semanas cambiará de color y se caerá solo.

Para identificar a tu bebé, le ponen una pulsera con tu misma información. La mayoría de las veces los nombraran como “hijo/hija + el nombre de la mamá”. 

Finalmente, el bebé se viste y se arropa para que esté caliente, y se le pasa a la mamá. Por lo general, en este momento se inicia la lactancia materna. Tu bebé estará tranquilo, seguramente con sueño y no pasa nada si se queda dormido.

 

Primeras horas después del nacimiento

En las primeras horas, la alimentación de tu bebé es lo más importante. La leche de los primeros días se llama calostro y aunque no es mucha en cantidad es la más rica en nutrientes importantes para tu bebé, además le ayudará a fortalecer su sistema inmunológico. Por otro lado, el contacto piel a piel también es muy importante, permite establecer ese primer vínculo con tu bebé y a ambos les traerá muchos beneficios. 

Es normal que a tu bebe le salgan secreciones por la vía aérea (nariz y boca) o que estornude, recuerda que tu bebe llega de vivir en un medio acuático (tu barriga) y ahora estará viviendo en un medio de aire. 

Durante las primeras 12 horas y antes de salir del hospital, se le ponen dos vacunas a tu bebe: vacuna para la Hepatitis B (primera dosis de cuatro) y vacuna BCG para la tuberculosis (única dosis). Adicionalmente, se toman muestras de sangre para el laboratorio. En las muestras se realiza una hemoclasificación para conocer el tipo de sangre de tu bebe y se evalúa la hormona estimulante de tiroides (TSH). Debes estar muy pendiente del resultado de la TSH, porque se demora varios días en salir y se lo debes informar a tu pediatra, porque es un valor que te va a pedir.

El pediatra estará vigilando a tu bebe, para asegurarse que no presente ictericia de aparición temprana (elevación de la bilirrubina indirecta antes de las 24 horas de vida). Esto lo evaluará mirando si los ojos y piel se le ponen un poco más amarillos de lo normal y midiendo los niveles de las bilirrubinas si es necesario. Además le harán nuevamente un examen físico postnatal, para buscar de nuevo anomalías.

Se revisa que tu bebe esté comiendo bien, que orine y haga deposiciones adecuadas y que luzca bien. Tu, también debes estar sintiéndote bien porque los dos se irán al mismo tiempo para la casa.

 

¡Te deseamos mucha suerte!

 

Si tienes más preguntas sobre el nacimiento de tu bebe o los cuidados que debes tener durante esta primera etapa, escríbenos, te acompañaremos en todo este proceso. 

 

Camila Aparicio – Valentina Rios